lo que no te mata


"Si te estás muriendo, lárgate. Si estás sufriendo, muévete.
No existe más ley que la del movimiento."

A. Nothomb, Ni de Eva ni de Adán



La escena que cuenta es habitual en su casa. A ella se le vuelca un vaso con agua; él la insulta. Ha habido situaciones peores. Quizás por eso levanta los hombros y dice que no importa, que lo que no te mata te hace más fuerte.

Me quedo pensando en que es un dicho sinuoso. En que hay formas de morirse que pueden durar lo que una vida; en todo lo que no te mata pero te va matando.Y sin embargo, impugnar la frase de una es un error, porque es verdad que hacemos cosas valiosas con la mierda que nos sucede. Es verdad que hay modos del milagro que florecen en tierra inhóspita, arrasada. Y ese no es un trabajo para desestimar.

Pero también es cierto que muchas veces el lenguaje juega a favor del que gana. De aguantar. De no discutirle a lo que pasa, de no moverse, porque parece que algo de eso que (esta vez) no te mata, casi casi fuera ganancia, zafaste, sos más fuerte ahora.

Falta saber fuerte para qué. ¿Para valerse, para no esperar (tanto) del otro? De acuerdo. Pero el dicho, en estas circunstancias, dice más: dice que lo que no te mata ahora te hace más fuerte para aguantar más de esto mismo mañana.

Esa fuerza es poca cosa. La que interesa es la fuerza de pensar y moverse, de no aguantar: no porque nos falte aguante, sino porque no hay razón para quedarse ahí donde algo amenaza con matarnos, más o menos literalmente. Incluso si esta vez no lo logra. Pienso: lo que no te mata te avisa que estás a tiempo de otra cosa.




La imagen es de Christian Dotremont (Tervuren 1922 - Tervuren 1979), Tinta roja sobre papel, 1968.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...